Delegación Episcopal de Catequesis de Jaén

El Seminario diocesano acogió, el pasado fin de semana, un encuentro de formación dirigido a los catequistas de la Diócesis. Organizado por la Delegación Episcopal de Catequesis, que dirige el sacerdote, D. José Antonio Sánchez Ortiz, tenía como principal objetivo, abrir un nuevo horizonte a los catequistas en el ámbito digital, el nuevo lenguaje en el que se mueven los adolescentes y jóvenes.

La jornada comenzó con una oración. A continuación, el periodista de la Diócesis de Málaga, y recién galardonado con el Premio Bravo de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Moreno, ofreció a los catequistas una charla formativa sobre el uso de las redes y las posibilidades de éstas como instrumento de Evangelización.

«Cuando hablamos de Catequesis y Nuevas Tecnologías, no podemos olvidar que el mensaje es la clave», comenzó explicando Antonio Moreno. «No podemos transmitir la fe con proselitismo, transmitir la fe se hace por atracción del testimonio de quien la vive«, afirmó el periodista, para continuar diciendo, «el catequista ante todo es testigo».

Antonio Moreno

Moreno definió Internet como «el sexto continente», por lo tanto para trabajar en este «sexto continente» hay que conocer los lenguajes y usos para presentar el mensaje que queremos presentar, que es el de la Buena Nueva.

El periodista recordó el mensaje del Papa Francisco para las Jornadas de las Comunicaciones de este año 2020, para explicar que los hombres «somos contadores de historias, y somos escuchadores de historias» desde el origen de la humanidad. Para continuar explicando que «la historia de las historias es la Sagrada Escritura». En este sentido exhortó a los catequistas  a ser creadores, con su testimonio de vida: «No tengáis miedo a contar historia, a novelar, a relatar… para llegar a la gente».

En su ponencia, Antonio Moreno recordó a los catequistas que los mensajes más importantes del Evangelio, los que guardan en el corazón, les han llegado a través de una historia: el buen samaritano, la oveja perdida, el amigo inoportuno… «los evangelios son relatos que informan y performan», afirmó Moreno para continuar explicando que, «Jesucristo es la historia que Dios nos ha contado. El verbo se ha hecho carne. Nosotros somos historia de Dios hecha vida, y hay que procurar que nuestra historia performe, que construya en la gente que nos rodea. Nuestra historia es humana y es divina», aseguró.

Después, continuó su ponencia explicando algunas herramientas de trabajo que pueden serles útiles a los catequistas para preparar las catequesis y formar a los niños y adolescentes.

Por último explicó los «hilos de twitter», labor de evangelización por la que le ha sido concedido el premio Bravo en el apartado de Nuevas Tecnologías, que cada año concede la Conferencia Episcopal Española. Antonio Moreno expuso cómo fueron surgiendo estos hilos de twitter y cómo han ido calando entre personas creyentes y no creyentes. Una cuenta que llega a los 20 mil seguidores y que se ha convertido en una forma de evangelizar a través de la red. La editorial PPC ha publicado un libro, que ya está a la venta, «La caja de los hilos», que recoge ese trabajo en la red social twitter.

La segunda parte de la mañana se dedicó a talleres. Los participantes, más del centenar, se dividieron por cuatro grupos para trabajar la utilización de recursos a terceros; usar el Kahoot; crear tus propios vídeos y el trabajo en la nube.

Una jornada de formación intensa en la que los catequistas que participaron aprendieron nuevas herramientas y lenguajes para seguir llevando a cabo su labor evangelizadora.

:: Galería Fotográfica: «Jornada de Formación para catequistas»

Compartir:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies